Espacio publicitario
MiéRcoles 16 de octubre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Mercados y Finanzas

Brasil: una crisis especulativa, o sea psicológica

¿Por qué operadores, intermediarios y ciertas bancas aluden hoy tanto a un cese unilateral de pagos en Brasil? Porque los rindes de bonos han subido tanto que inversionistas y especuladores miran a las elecciones de octubre y temen el “default”.

vie 28 de junio de 2002
Comentarios: (0)
Por: ,

Armínio Fraga, presidente del Banco Central, reiteró ayer que esa idea carece de fundamento.

Gente experta en ese mercado comparte la postura de Fraga y, según consignaba el Wall Street Journal, “creen que el mercado está exagerando: La segunda economía latinoamericana no puede tener el mismo riesgo soberano que Nigeria”. En rigor, el gobierno federal está en mejores condiciones que hace tres años –su último cese de pagos negociado- para afrontar una deuda pública neta próxima a US$ 290.000 millones.

“Ha habido situaciones mucho peores y estimamos que, en la actual, la deuda brasileña es manejable”, sostenía Brian O’Neill, presidente para Latinoamérica de JP Morgan Chase. Igual opinión manifestaba WestLB Global Emerging Markets. Objetivamente, 30% de la deuda local vende de ahora al 30 de junio de 2003. Pero el panorama es mucho mejor que cuando Brasil fuera afectado por el cesa de pagos ruso (1998). Irónicamente, algunos operadores en Wall Street temen que una venta desordenada de deuda brasileña tomaría el camino inverso y “contagiaría” a Rusia.

Armínio Fraga, presidente del Banco Central, reiteró ayer que esa idea carece de fundamento.

Gente experta en ese mercado comparte la postura de Fraga y, según consignaba el Wall Street Journal, “creen que el mercado está exagerando: La segunda economía latinoamericana no puede tener el mismo riesgo soberano que Nigeria”. En rigor, el gobierno federal está en mejores condiciones que hace tres años –su último cese de pagos negociado- para afrontar una deuda pública neta próxima a US$ 290.000 millones.

“Ha habido situaciones mucho peores y estimamos que, en la actual, la deuda brasileña es manejable”, sostenía Brian O’Neill, presidente para Latinoamérica de JP Morgan Chase. Igual opinión manifestaba WestLB Global Emerging Markets. Objetivamente, 30% de la deuda local vende de ahora al 30 de junio de 2003. Pero el panorama es mucho mejor que cuando Brasil fuera afectado por el cesa de pagos ruso (1998). Irónicamente, algunos operadores en Wall Street temen que una venta desordenada de deuda brasileña tomaría el camino inverso y “contagiaría” a Rusia.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets