Espacio publicitario
Domingo 24 de septiembre de 2017
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Economía y Política

2018: reforma laboral, tributaria y previsional

La economía está mostrando de modo gradual mejores números aunque los muchos años de estancamiento den todavía otra sensación térmica a la población.

lun 21 de agosto de 2017
Comentarios: (0)

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
2018: reforma laboral, tributaria y previsional

Argentina ha crecido muy poco en términos per cápita desde 2011. En forma selectiva aparecen sectores que hacen pensar que el segundo semestre va a ser expansivo y que está comenzando un período de mayor crecimiento que se dará hasta fin de mandato presidencial. Esta recuperación es conveniente para el gobierno que espera en octubre un resultado electoral todavía más favorable si la economía ayuda, como asegura el economista Eduardo Fracchia, en el último reporte mensual del IAE.

Brasil por ahora tracciona poco de nuestra economía pero está en camino a una mayor expansión, supeditada al contexto político volátil e incierto. La incertidumbre se vincula al posible regreso de Lula o de una fuerza política de centro derecha más proclive al ajuste.

La industria era el sector más rezagado y ahora está creciendo a un ritmo superior. En junio respecto a junio de 2016 dio muy bien: 6.6%. El deterioro de la industria se nota en el mayor desempleo del conurbano de 11,8%. La construcción sigue firme.

El consumo todavía amesetado, con valores bajos de ventas en supermercados y shoppings; los mayoristas, en cambio, están mejor posicionados.

El dólar fue contenido por la intervención del Banco Central. Claramente asistimos a una flotación administrada. La suba tuvo un motivo político y es dudoso que el aumento no se traslade a precios. También fluctuaron otras variables financieras como el riesgo país y el amesetamiento de la Bolsa, expresando la incertidumbre.

La inflación va cediendo y se puede llegar a 15 % en el año 2018. La política de bajar la inflación vía tasa de interés presenta la duda conceptual de si es posible con un nivel de crédito tan bajo apoyarse en la tasa como ancla del sistema.

Este año se esperaba un incremento mayor del salario real aunque pareciera que no va a ser tal. Era deseable para compensar el descenso del año pasado (que fue de 6% para el sector formal y aún más elevado para el sector informal urbano). Esto explica el bajo nivel del consumo.

 

El nivel de empleo

 

El empleo se está recuperando pero todavía el saldo neto desde que asumió el gobierno es negativo. La elasticidad empleo producto está cerca de 0.4 por lo que va a costar subir el empleo de modo sustantivo.

La economía como siempre está pendiente de la política. Es natural el razonamiento de los inversores potenciales, ¿hay continuidad en el modelo o por el contrario puede volver el ciclo populista?

La elección fue un referéndum para validar la continuidad del modelo. Es clave que Cambiemos gane la elección de octubre con mayor respaldo para encarar reformas que todavía están pendientes. No es una buena noticia que en el Congreso haya habido tan poca actividad. Debe revisarse el timing de las elecciones y analizar la conveniencia de la PASO.

El gobierno no ha realizado un ajuste convencional, ha sido gradualista. Creció el número de planes, las importaciones se gestionan con pragmatismo, las tarifas subieron por debajo de su valor histórico. Están pendientes la reforma tributaria, laboral y previsional que deberán consensuarse. La herencia es importante sobre todo por el tamaño del gasto público que hoy es mayor en 13 puntos que el promedio de todo el periodo democrático.

El ambiente de negocios se está armando para el crecimiento sostenible. La cancha está más preparada para incentivar la inversión y la elección es una buena señal. El descenso de la presión tributaria es clave para recuperar la competitividad.

El año ya está bastante jugado y se espera una recuperación que se prolongaría en 2018 con una tasa de crecimiento que el consenso de los analistas ubica en 3%. La duda para octubre es si el gobierno acelerará reformas o por el contrario tendrá un esquema más gradualista como el de los primeros dos años. La reducción de la imagen de gestión del gobierno en los últimos meses está muy asociada a que la economía marcha a un ritmo todavía bajo pero las expectativas siguen siendo favorables como se vio en los comicios.

 

 

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets