Espacio publicitario
Domingo 18 de noviembre de 2018
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Economía y Política

Pensiones: último el país en el indicador mundial

Los mejores preparados para el envejecimiento del mundo son Holanda, y Dinamarca.

 

dom 21 de octubre de 2018
Comentarios: (0)

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
Pensiones: último el país en el indicador mundial

Los sistemas privados de pensiones necesitan expandirse para incluir a toda la fuerza laboral.

El Índice de este año realizado por Mercer, una consultora global especializada en recursos humanos, revela que muchos países occidentales del norte de Europa lideran el mundo en el desarrollo de los sistemas de pensiones de clase mundial.

Holanda, con un puntaje general de 80.3, superó a Dinamarca en el primer lugar, lugar que ocupó este último país durante seis años. Finlandia desplazó a Australia (72.6) del tercer lugar con un puntaje general de 74.5, y Suecia (72.5) se ubicó en el quinto lugar.  Argentina, nuevamente ocupa el último lugar del ranking.

Las poblaciones envejecidas continúan siendo un desafío para los gobiernos de todo el mundo, ya que los responsables de la formulación de políticas luchan por equilibrar los objetivos de brindar seguridad financiera a sus jubilados, de forma adecuada para el individuo y sostenible para la economía.

En su décimo año, el Índice Mundial de Pensiones Melbourne Mercer revela qué países están más y menos preparados para enfrentar este desafío.

El Índice, que mide 34 sistemas de pensiones, muestra que Holanda y Dinamarca (con puntajes de 80.3 y 80.2 respectivamente) ofrecen sistemas de ingresos de jubilación de clase mundial de grado A con buenos beneficios, lo que demuestra claramente su preparación para el envejecimiento del mundo.

 "El índice es una referencia importante para que los responsables de la formulación de políticas de todo el mundo aprendan de los sistemas más adecuados y sostenibles", afirma el doctor Knox. "Sabemos que no existe un sistema perfecto que pueda aplicarse universalmente, pero hay muchas características comunes que se pueden compartir para obtener mejores resultados".

 David Knox, autor del estudio y socio principal de Mercer Australia, dice que el punto de partida natural para tener un sistema de pensiones de clase mundial es garantizar el equilibrio correcto entre la suficiencia y la sostenibilidad.

 

Compensación adecuada

 

"Es un desafío con el que los políticos se enfrentan", afirmó. "Por ejemplo, es poco probable que un sistema que proporcione beneficios muy generosos en el corto plazo sea sostenible, mientras que un sistema que sea sostenible durante muchos años podría proporcionar beneficios muy modestos. La pregunta es: ¿qué es una compensación apropiada?

Knox agrega que no es suficiente que un sistema sea sostenible o adecuado; una dimensión emergente del debate sobre lo que constituye un sistema de clase mundial es la "cobertura" y la proporción de la población adulta que participa en el sistema.

"En algunos países, la amplia cobertura se ha logrado con éxito a través de los sistemas obligatorios de pensiones en el lugar de trabajo o, en algunos casos, los acuerdos de autoinscripción", sostiene.

"Sin embargo, con los cambios en la forma en que las personas trabajan en todo el mundo, debemos asegurarnos de que estos esquemas incluyan a todos, para que toda la fuerza laboral ahorre para el futuro. Esto incluye a contratistas, trabajadores por cuenta propia y cualquier persona que cuente con cualquier tipo de apoyo a los ingresos, ya sea el ingreso por discapacidad o los beneficios por desempleo".

David Anderson, Presidente internacional de Mercer, agregó que fue un paso positivo ver a los gobiernos abordar la reforma de las pensiones a medida que aumentan las expectativas de vida.

"Las economías desarrolladas han sido conscientes de los desafíos demográficos que enfrentan sus sistemas de pensiones durante algún tiempo. Es agradable ver que muchos gobiernos asiáticos reconocen las mismas tendencias que están surgiendo en sus propias poblaciones y que están tomando medidas para enfrentar esta situación. Tales acciones hacen que los futuros sistemas de pensiones sean más sostenibles a largo plazo", dijo.

"Las poblaciones envejecidas, los altos niveles de deuda soberana en algunos países y la competencia mundial para reducir los impuestos limitan la capacidad de algunas jurisdicciones para mejorar la seguridad de los ingresos de jubilación. Con una década de datos, la MMGPI y la investigación asociada pueden proporcionar valiosas ideas comparativas generales a planificadores y formuladores de políticas en el camino a seguir", afirmó el profesor Deep Kapur, director del Centro Australiano para Estudios Financieros.

 

Situación en Argentina

 

"No es casual que Argentina se reitere en el último lugar. Aspectos positivos como brindar una prestación universal al adulto mayor quedan desmerecidos por no haberlo implementado solo para quienes están en edad avanzada y en la pobreza. Mejorar la recaudación daría aire a la financiación del sistema; el otorgamiento de una jubilación mínima para quienes llegaron por moratoria o simplemente lo aportado, no alcanza ese importe; también debería ser escaneado desde la mirada de la situación económica. Positivo sin vueltas: la posibilidad de permanecer activos hasta los 70 y la deducibilidad impositiva para el ahorro para la pensión anunciada en la reforma tributaria. Esperemos que la implementación venga con aportes deducibles que hagan sentido", expresó Ana María Weisz, directora de Wealth de Mercer.

 Algunos sistemas de pensiones enfrentan un camino más empinado hacia la sostenibilidad a largo plazo que otros, y todos comienzan desde un origen diferente con sus propios factores únicos en juego. Sin embargo, todos los países pueden actuar y avanzar hacia un mejor sistema. A largo plazo, no existe un sistema de pensiones perfecto, pero los principios de "mejor práctica" son claros y las naciones deberían considerar la creación de condiciones políticas y económicas que hagan posible los cambios necesarios.

Con el resultado deseado de crear mejores vidas, el índice de este año ofrece una interpretación más profunda y rica de los sistemas de pensiones mundiales. Habiéndose ampliado ahora para incluir la SAR de Hong Kong, Perú, Arabia Saudita y España; el índice mide 34 sistemas contra más de 40 indicadores para evaluar su adecuación, sostenibilidad e integridad. Este enfoque resalta un propósito importante del índice: permitir las comparaciones de diferentes sistemas en todo el mundo con una gama de características de diseño que operan en diferentes contextos y culturas.

El índice utiliza tres subíndices – adecuación, sostenibilidad e integridad – para medir cada sistema de ingresos de jubilación con más de 40 indicadores.

 

 

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets