Espacio publicitario
Viernes 20 de septiembre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Economía y Política

2019 arrojará el mayor superávit desde 2012

En el frente externo, ayuda el salto cambiario y la recesión. ¿Y la balanza comercial?

jue 23 de mayo de 2019
Comentarios: (0)
Por: ,

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
2019 arrojará el mayor superávit desde 2012

En abril de 2019, el saldo comercial de bienes fue positivo en US$ 1.100 millones, más que revirtiendo el déficit de casi US$ 900 millones arrojado en igual mes del año pasado. De manera similar a los meses precedentes, la mejora respondió casi íntegramente al desplome de las importaciones (-31,5% i.a.), ya que las exportaciones crecieron levemente (+1,7% i.a.). En este punto, - según destaca el más reciente informe de la consultora Ecolatina- cabe resaltar que abril fue el octavo mes consecutivo con un resultado comercial positivo, algo que no sucedía desde 2014.

Por su parte, en el primer cuatrimestre del año, el saldo comercial acumuló un superávit de US$ 3.150 millones, marcando un notable avance respecto del déficit de casi US$ 3.300 millones registrado en igual período del 2018. No obstante, la recuperación se explica por el deterioro de las importaciones (-29% i.a.), dado que las exportaciones también retroceden en la comparación interanual (-1% i.a.).

 

El frente externo y el contexto internacional

 

Analizar la evolución del comercio exterior nos permite entrever cómo está repercutiendo la guerra comercial en nuestro país, más allá del frente financiero. Producto de los avances y amenazas de Estados Unidos sobre China, y la posterior imposición de aranceles a los productos norteamericanos por parte del gigante asiático, sus proyecciones de crecimiento de corto plazo se están derrumbando. Como respuesta, se deteriora su demanda y, con ella, el precio de los productos agropecuarios (es decir, aquellos que nuestro país exporta).

Además, la Argentina es un "país grande" –su oferta mueve el precio internacional- en la producción de algunos productos agropecuarios, principalmente los oleaginosos. Por lo tanto, la cosecha récord también impacta negativamente en los términos de intercambio.

Por su parte, la cerrazón norteamericana genera una menor demanda de productos industriales, que desata un exceso de producción que puja a la baja el precio estos bienes. Sin embargo, esta decisión también retira del mercado a parte importante de la oferta, de modo que el deterioro en los precios de los productos importados es acotado.

En este marco, se comprende que, pese a que las cantidades exportadas treparon 4% i.a. en el primer cuatrimestre (impulsadas, justamente, por los productos primarios y las manufacturas de origen agropecuario), la baja de 5% i.a. en los precios revirtió esta mejora. Por su parte, los volúmenes importados se desplomaron un 28% i.a., de modo que la contracción de 2% i.a. en sus precios si bien agravó la caída de las importaciones, tuvo un efecto menor. En un patrón típico de las recesiones, los retrocesos los lideran los bienes finales: vehículos cae casi 60% i.a. y bienes de consumo 33% i.a.

Por último, vale destacar que si se mantuvieran los precios de 2018, el superávit rondaría US$ 3.800 millones, es decir que sería un 22% mayor.

Producto de la crisis cambiaria del año pasado, el Poder Ejecutivo podrá mostrar una mejora significativa en el frente externo: el encarecimiento relativo de los bienes externos –avance de la competitividad cambiaria- y el deterioro de la demanda local, que golpea a las importaciones y alienta a las exportaciones (menores ventas internas que obligan a la búsqueda de nuevos mercados), se traduce en una recuperación del superávit comercial que se había perdido en 2017 y 2018.

En este marco, se proyecta que el saldo comercial rondará US$ 10.000 millones este año, alcanzando un pico desde 2012. Este avance se explicará tanto por una recuperación de las exportaciones, impulsadas por una cosecha gruesa récord, como por un deterioro de las importaciones, resultado de la recesión y la depreciación del peso. De esta forma, las necesidades de divisas estarán más que cubiertas por esta vía, aportando dólares comerciales en momentos de necesidades financieras.

-- 

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Lo mas leido de Economía y Política
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets