Espacio publicitario
MiéRcoles 13 de noviembre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Economía y Política

La globalización es una espada de doble filo

 Ahora es fácil: todo el mundo critica a la globalización y sus efectos. Pero hace casi 20 años eran puros elogios, tal vez en demasía. Por eso es relevante rescatar del archivo de Mercado, esta entrevista, publicada en 2005, a Howard Charney vicepresidente de Cisco Systems en ese momento.

mar 5 de noviembre de 2019
Comentarios: (0)
Por: ,

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
La globalización es una espada de doble filo
En su rol de vicepresidente senior de Cisco Systems, recorría el mundo asesorando empresas y gobiernos sobre cómo implementar las grandes tecnologías de Internet. Su teoría era que el mundo estaba en el umbral de un período histórico en el cual la tecnología se pondría al alcance de todos, tocaría a todos y les cambiaría la forma en que viven, trabajan y se entretienen.

Productividad y crecimiento sostenidos eran vitales para la economía argentina, decía Howard Charney durante su presentación en Expo Comm Argentina 2005. El vicepresidente de Cisco Systems habló allí del proceso por el cual la innovación conducía a una revolución tecnológica y, en última instancia, al aumento de la productividad. Dijo también que los últimos 230 años presenciaron cinco revoluciones tecnológicas. Las primeras cuatro siguieron un patrón que terminó con una Edad Dorada de increíble productividad. En el 2005 habíamos entrado a la Edad Dorada de la quinta gran revolución tecnológica de los tiempos modernos, la Edad de Internet y la Información. En ese momento se proyectaba que durante los próximos 20 años las tecnologías de Internet se afianzarían y permitirían a las naciones grandes aumentos de productividad y PBI.

La conversación con Mercado versó sobre los siguientes temas.
 
Ud. dice que la innovación conduce a la revolución tecnológica y finalmente a mejorar la productividad. Es una afirmación muy alentadora. Pero, ¿necesariamente y en todos los casos la tecnología genera aumento de productividad?

No, no necesariamente. Sería difícil, por ejemplo, decir que el negocio de los juegos conduce a aumentos de productividad. PlayStation, por ejemplo, es un lindo producto, pero no mejora la vida de la humanidad. Sin embargo, tomados en su conjunto, los grandes inventos de los últimos 200 años han terminado por mejorar la productividad y la calidad de vida. Así, por ejemplo, la invención del automóvil tuvo ciertos aspectos negativos o neutrales para la vida, pero en general mejoró la calidad de vida porque provocó una expansión de las redes camineras y autopistas. O sea que la invención básica (el automóvil) generó una serie de otras cosas que, en su conjunto sí terminaron por mejorar la vida.

Y lo mismo ocurre ahora. Si bien es posible decir que los juegos, en sí mismos no constituyen una mejora en la calidad de nuestra vida, la distribución a través de Internet de, por ejemplo, telemedicina, si puede mejorar la vida de las mujeres que viven en zonas rurales. Y eso es lo que está ocurriendo en ciertas partes del mundo.
 
– Si estamos en el umbral de esta Edad Dorada de Internet, ¿significa que estamos frente a un nuevo paradigma para reducir la brecha entre países desarrollados y emergentes? ¿De qué modo una nación periférica ingresa en la era del conocimiento?
 
Históricamente, las grandes invenciones siempre parecían provenir de dos lugares: Inglaterra y Estados Unidos. En las décadas siguientes esas invenciones se desparramaban por el mundo, por varios motivos. Uno fue que se saturaban los mercados originales de las invenciones y entonces los fabricantes salían a buscar otros mercados. Otro fue que llegó un momento en que la gente advirtió que se trataba de cambios positivos en sus vidas y quiso adoptarlos. Así, la tecnología se difunde, en su forma más descarnada, por la motivación del lucro. Pero también porque los gobiernos advierten que es posible lograr un cambio en la calidad de vida de la población. Está bien que sea rentable para algunas compañías.

El papel del Estado

– Su visión del mundo y de la tecnología, ¿no han terminado por convertirlo en un apóstol de la cultura emprendedora? ¿Basta con lograr que esa mentalidad emprendedora sea la dominante? ¿Cuál es el rol que le cabe al Estado?
 
Recurrimos al Estado para la provisión de ciertos servicios que no puede brindar el sector privado. El más importante de todos es la educación. También la salud, la policía y los servicios que administran la tranquilidad del medio. Entonces, pedimos al gobierno que haga ciertas cosas que afectan a toda la población, rica o pobre. Por eso los gobiernos deben familiarizarse con las tendencias tecnológicas que están moviendo el mundo. El rol que le cabe al gobierno es actuar como catalizador para utilizar la tecnología de la mejor manera posible. Eso no lo hace una empresa. Si bien Cisco ha tenido mucha participación en actividades educativas, nosotros no les enseñamos a los niños ni ciencia, ni matemáticas, ni a leer o escribir.


– En países como éste, los gobiernos deben priorizar las inversiones. Para jugar en las ligas mayores de la economía del conocimiento y de la Edad Dorada de Internet, ¿qué es más prioritario, la infraestructura tecnológica o la transformación educativa?
 
No se puede tener reforma educativa sin un gran despliegue de infraestructura tecnológica. ¿Cómo van a hacer para traer a los niños o a la población a la era moderna si no se les brinda acceso a Internet? ¿Tienen acaso suficientes buenos maestros en el país para enseñar a todos los niños que necesitan aprender las materias importantes para el siglo 21? Seguramente no. Entonces, la única forma de salvar la brecha con respecto a las deficiencias que casi todos los países tienen (escasez de buenos maestros, escuelas, material) es tender una adecuada infraestructura tecnológica.

Entonces el o sí corresponde. Usted está diciendo que primero hace falta infraestructura tecnológica.
Ambas cosas van más o menos en paralelo. Usted me planteó una alternativa difícil de contestar.

– Al transmitir la visión de Cisco y explicar cómo se pueden construir ventajas competitivas con Internet, usted se ha convertido en algo así como el heraldo de una nueva Edad Dorada. ¿No hay riesgo de que algunos de sus interlocutores entiendan que esa visión se ajusta en exceso a los intereses comerciales de Cisco?


Claro que sí. Siempre está ese riesgo. Algunos dirán él dice eso porque persigue ganancias. Su misión es generar rentabilidad. Sin embargo, lo que yo trato de hacer es salirme de los límites de mi compañía. Con el grupo de gente que trabaja conmigo hacemos investigación. Buscamos averiguar cuáles son las grandes tendencias que trascienden nuestro negocio de navegadores, conmutadores, routers. Buscamos averiguar qué está pasando en el mundo, qué está pasando con las tendencias en medicina, qué está pasando con las tendencias en RFIT (radio frequency identification tags), o sea el rastreo de objetos por radio frecuencia.
 
¿Cuál es la tendencia? ¿Cómo va a cambiar la manera en que la gente maneja sus negocios?
 
Yo podría ser un simple proveedor de una estrategia con el único objetivo de buscar ganancias para la compañía, pero en realidad a mí me interesan las tendencias globales en funcionamiento y lo que está cambiando en los negocios, industrias, gobiernos o universidades como respuesta a esas tendencias. Mientras yo intente trazar paralelos que no necesariamente estén basados en Cisco solamente, sino que sean el resultado de investigación académica, las cosas que digo adquieren peso y relevancia.


Un mercado para madurar

– El economista Hal Varian ha dicho que Internet se está consolidando en un mercado con unos pocos ganadores, y entre ellos menciona a Cisco. Dijo también que, si bien Internet crece, se expande y se afianza todavía no puede decirse que sea un negocio maduro. ¿Coincide con él en ambos puntos?
 
Uno dice que un negocio está maduro cuando sus productos son ubicuos, o sea que están en todas partes; cuando los mercados están limitados y la competencia es grande. Ése no es el caso con Internet porque todavía a mucha gente en el mundo para quienes esto no es ubicuo, especialmente en los países en desarrollo, Todavía hay muchos incentivos financieros para que las empresas entren al negocio y grandes posibilidades de crecimiento para proveedores de servicios de redes en Australia, en China, en América latina.

Hay muchos incentivos para ampliar redes y brindar servicio de banda ancha, VoIP a zonas todavía no cubiertas. Entonces, maduro no es el término. Yo prefiero hablar de Edad Dorada. Nosotros estamos ahora en el comienzo de un despliegue mundial de una tecnología sólida que se constituirá en la base de nuevas aplicaciones en el futuro. Lo que hemos hecho hasta ahora, básicamente, es construir una red de caminos y puentes etéreos: ahora usaremos esa autopista para brindar nuevos servicios médicos y educativos.
Y sí, a algunas compañías les irá muy bien haciendo eso.


– En The World is Flat Thomas L. Friedman dice que con la caída del muro de Berlín y el surgimiento de Internet el mundo presenta hoy un aspecto chato en lo político, económico y cultural, donde gente antes aislada se puede conectar con los centros de poder y dinero, siempre y cuando tenga banda ancha y las habilidades necesarias. ¿Coincide con esa interpretación?
 
La respuesta simple es sí. Yo creo que lo que Friedman está diciendo es que el comercio en esta era trasciende las fronteras políticas. Cuando uno compra algo en Internet nunca sabe muy bien dónde están instalados los vendedores. Friedman observa, creo que, en una economía global, las fuentes de información y las fuentes de productos trascienden aquellas barreras históricas por las que la gente derramó sangre. Las fronteras ya no importan. Lo que importa es la entrega de productos y servicios, la distribución de medicina y educación.

Entonces, sí, Internet está derribando fronteras y creando oportunidades en ciertos lugares donde no se habría pensado que podrían aprovecharlas. China e India, por ejemplo, dos países que comprenden un tercio de la población mundial se han convertido en usinas económicas. ¿Por qué? Por la conectividad que brinda la banda ancha. La separación geográfica ha dejado de importar.
 
– ¿Cuál es la tarea de Cisco en todo esto?


Nosotros instalamos las cañerías sobre las cuales están asentadas empresas como Google, Amazon, AOL y una lista interminable de otros grandes nombres. A veces se nos ve, pero la mayor parte del tiempo somos invisibles. Ésa es una de las dificultades de ser proveedores de infraestructura. Se da por sentado. Está allí, brinda seguridad y comunicación, pero no se ve. Cuando usted le hace una pregunta a Google y el portal le trae las respuestas, toda esa comunicación se hace sobre infraestructura de Cisco. Eso es lo que hacemos. Usted no sabe que estamos allí, pero sin nosotros Google no podría operar.
 
– ¿Cisco está cambiando de rumbo?
 
Sí. Al principio nuestros clientes eran básicamente grandes empresas. Ahora nuestro conjunto de clientes está formado por proveedores de servicios, que son los que están invirtiendo fuerte en redes para transportar no sólo datos sino voz y video. Nuestro negocio está cambiando también como respuesta a la competencia. La competencia que teníamos hace 7 u 8 años era diferente de la que tenemos ahora a causa de la globalización.

La globalización es una espada de doble filo. Por un lado, somos un jugador importante en la proliferación de Internet; pero el otro filo de la espada es que la globalización de esta tecnología ha hecho aparecer competidores que antes no existían. Ahora tenemos competidores en Asia que pueden entrar al mercado gracias a Internet. Antes, en cambio, nuestros competidores eran dos o tres grandes empresas norteamericanas.

Otra cosa que ha hecho la globalización es desplazar de los centros tradicionales Europa y Estados Unidos — la capacidad humana para la creatividad. Hoy hay más ingenieros en computación y ciencia en India y China que en Europa y Estados Unidos.
 
14 años después observamos que la entrevista no solo sigue vigente, sino que además tuvo en gran medida una correcta proyección de lo que sería el futuro. Asimismo, temas como la infraestructura tecnológica en el sistema educativo y la capacitación de los docentes para utilizarlas junto a los niños son aún desafíos en muchos de los países en vías de desarrollo como el nuestro.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Lo mas leido de Economía y Política
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets