Espacio publicitario
Martes 17 de septiembre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Vida y Estilo

El placer de leer un libro por día

Nina Sankovitch es una norteamericana que vive en Westport, Connecticut. Desde el 28 de octubre del año pasado -- día en que cumplió 46 años -- lee un libro al día y sube la reseña a la web. Dentro de pocos días termina su experimento.

jue 22 de octubre de 2009
Comentarios: (2)
Por: ,

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
Todo el día leyendo.


En un mundo donde el tiempo siempre falta, donde la lectura de libros recibe una cuota cada vez más chica, es difícil saber qué es lo que más sorprende del proyecto Sankovitch, hoy en su día 360 (a sólo cinco días de completar el año) de leer un libro diario durante un año y escribir la reseña correspondiente en su blog, www.readallday.org.

Lee en el jardín, sobre su tractorcito, en la playa, en la nieve. Lee de día y de noche, sobre la mesa y en la cama. Lee libros eruditos y populares. Sólo limita su elección a títulos entre 250 y 300 páginas para poder lograr su objetivo, que es acabarlos en prácticamente un solo tirón. Naturalmente no ignora que la lectura a ese ritmo es un lujo que puede permitirse gracias a su tranquilidad económica. Sin embargo, tiene ayuda doméstica sólo un día cada quince.

Cuando se le pregunta el por qué de su proyecto de leer 365 libros en un año, la sorprendida parece ella: ¿y por qué no? dice. Acto seguido aclara que no busca marcar un récord sino transmitir el amor a los libros. A ella, personalmente, le brindan momentos placenteros y le ofrecen una vía de escape a la realidad."Yo además estoy buscando aliviar el dolor que siento desde que perdí a mi hermana, hace cuatro años, luego de una breve enfermedad. Este año tengo yo la edad que tenía ella al morir. Demasiado joven para morir, y amaba tanto la lectura...", dice Nina.

Para cumplir con su proyecto abandonó muchas cosas salvo mirar “NCIS” por televisión mientras dobla la ropa para planchar. Todo lo demás – cuidar el jardín, cocinas platos ambiciosos, navegar Internet durante horas, salir de compras y encontrarse con amigas – quedó abandonado hasta el 29 de octubre de 2009.

Tiene tres hijos varones: de16, 14 y 11 años, todos amantes de la lectura. Cuando preguntaron al más pequeño qué libros prefería leer, contestó “libros largos”.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets