Espacio publicitario
Lunes 23 de octubre de 2017
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Economía y Política

España puede correr igual suerte que Argentina en 2001

Joseph Stiglitz, Nobel 2001 justamente, disiente con Dominique Strauss-Kahn. El director gerente del Fondo Monetario Internacional aún cree en ajustes ortodoxos como el español. Pero el neokeynesiano teme que Madrid “ingrese a una espiral letal”.

lun 4 de octubre de 2010
Comentarios: (0)

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente


El paralelo con Argentina es más amplio y tiene ecos de Paul Krugman. Stiglitz sostiene que “está propagándose por la Unión Europea una ola de austeridad a medida de los banqueros privados, que pivotea en Alemania y amenaza a Estados Unidos. Con tantos países reduciendo el gasto público en forma prematura, se contraerá la demanda global y el crecimiento continuará perdiendo impulso y desembocará en otra recesión”.

Más exactamente, en el Sunday Telegraph, Stiglitz aludía a Caída libre, su último libro. “Se trata de un riesgo peor que el efecto W. España es el caso más peligroso, pero también están en severos aprietos Irlanda y Grecia”.

Al tambaleante gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero “se le imponen reglas de juego anacrónicas. Por ejemplo, “disminuir los gastos, lo cual producirá desempleo muy superior al actual 21,3%, contracción de demanda real y fuerte resistencia social. Argentina vivió lo mismo en 2000/1 y sólo políticas anticíclicas la sacaron de apuros en los años siguientes”.

Ese país “recién volvió a expandirse y reducir el endeudamiento tras quebrar la paridad uno a uno con el dólar, funesta herencia de los años 90”. Stiglitz además reiteró advertencias incluidas en el texto, entre ellas una poco grata a Jean-Claude Trichet: “el euro también afronta su propia crisis y puede desaparecer, víctima de su propìa convertibilidad hacia dentro. Resulta claro que los países hoy en problemas carecen, como Argentina hace años, de monedas individuales y, por ende, de instrumentos cambiarios flexibles”.

No es casual que, mientras Rodríguez Zapatero presentaba el jueves el presupuesto más duro en años, la calificadora Moody’s Investors Service rebajara de AAA a AA1 el grado español, en tanto Standard & Poor’s barajaba un escenario más drástico. “Como en Grecia e Irlanda –subraya el economista-, la endeblez financiera de España la torna presa fácil para fondos buitres y otros especuladores. Las reacciones ingenuas del Banco Central Europeo o el FMI, como recortar gastos o jubilaciones y elevar impuesto, sólo empeorará las cosas”.


Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets