Espacio publicitario
MiéRcoles 15 de agosto de 2018
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Economía y Política

China y EE.UU con Keynes, pero Gran Bretaña en contra

Al frente del crecimiento mundial, Beijing prioriza el consumo y, junto con Washington, mantiene estímulos sistémicos. Por el contrario, Londres proclama –otra vez- el fin de John Maynard Keynes y adopta una receta monetarista para evitar la recesión.

vie 22 de octubre de 2010
Comentarios: (0)

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
John Maynard Keynes.


En realidad, China simplemente pondrá más énfasis en el gasto de las personas que en las exportaciones, aunque sin dejarlas de lado. A primera vista, la leve reapreciación del yüan que acompaña este cambio promoverá las ventas occidentales al gigante. Pero el síntoma de fondo es más complejo: la proyección anualizada del producto bruto interno cede de 10,3% en el primer trimestre a 9,9% en el segundo y 9,7% en el tercero.

Se trata de cálculos del Fondo Monetario Internacional en dos casos y de la oficina estadigráfica china en el tercero. Por supuesto, las estimaciones para julio-septiembre son apenas posteriores al alza de tasas pasivas referenciales y a la difusión del plan quinquenal por parte del partido Comunista. Entre una y otra novedad, se designaba como sucesor del presidente Hu Jintao a Xi Liping en 2012. Ninguna de las tres cosas pudo haber influido en números cerrados semanas atrás.

Mientras tanto, el gabinete de coalición británico encabezado por el conservador David Cameron se aferraba a la ortodoxia neoclásica y lanzaba un programa de austeridad más duro que los de Alemania, Francia o España. George Osborne, ministro de economía, sostuvo el miércoles que “Keynes es sólo una memoria y sus ideas ya no cuentan en Europa occidental. Los británicos hoy deben aceptar un aumento de la edad jubilatoria de 65 a 66 años en esta fase y una reducción de US$ 130.000 millones en el gasto fiscal”.

Ello significa “casi 500.000 despidos en el sector público, inclusive el militar, puntales de la pequeña burguesía nacional. Por supuesto, el extremismo monetarista de Albión no tiene el peso de los ensayos keynesianos de China o EE.UU. En verdad, en volumen esa economía va a la zaga de Alemania, Francia y aun Italia.

Aquende el Atlántico norte, la mayor economía mundial en términos de PBI continuará reactivándose, pero a ritmo pausado. Tal señala la entidad privada Conference Board –algo así como junta de negocios-, según la cual su indicador ponderado subió apenas 0,3% en septiembre respecto de agosto. Se trata de una estadística que mide, se supone, expectativas de público y empresas a tres/seis meses. Los analistas de la CB dan por hecho que EE.UU. seguirá con los estímulos, sea cual fuere el resultado de las elecciones de medio mandato (4 de noviembre).

El repertorio abarca diez índices económicos, sociales y financieros. Entre ellos, solicitudes de subsidios por desempleo, ventas industriales al por mayor, permisos de construcción, tasas pasivas, ventas automotrices y comercio minorista.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets