Espacio publicitario
Viernes 14 de diciembre de 2018
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Recomendación del Editor

Experiencia en voto electrónico

La República de Filipinas realizó en mayo de 2010 las primeras elecciones nacionales automatizadas del sudeste asiático: las elecciones más grandes que una empresa privada haya ejecutado jamás. Además, todo se llevó a cabo en un archipiélago de 7.107 islas.

mar 23 de agosto de 2011
Comentarios: (2)

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente


El voto electrónico sigue siendo una de las deudas del sector IT en la Argentina. A pesar de algunos ensayos y promesas, no está definido aún que las elecciones, ni las previstas para 2011 ni las futuras, se puedan realizar mediante la informatización del voto. La experiencia llevada a cabo en Filipinas sirve de ejemplo para evaluar la posibilidad de que la Argentina sea escenario de esta implementación tecnológica.

Por primera vez, los filipinos pudieron conocer los resultados el mismo día de una elección: 90 minutos después del cierre de las urnas, 40% de los votos había sido transmitido y totalizado. En previas elecciones, por ejemplo en el año 2004, se necesitaron 40 días de conteo manual para proclamar al Presidente.

En esta oportunidad hubo más de 85.000 candidatos para escoger 17.000 cargos, 50 millones de electores, 82.000 máquinas de votación y más de 315 millones de votos emitidos, transmitidos y totalizados. En este proceso sin precedentes en la historia de Filipinas y en el que hubo 76% de participación, la compañía Smartmatic fue la encargada de procesar los resultados que fueron aceptados por todos los partidos políticos que participaron en la jornada. Desde la mirada de los observadores internacionales, la rapidez, transparencia y el nivel de aceptación de los resultados significó un aporte al proceso democrático de la nación asiática.

Rompiendo esquemas

Antes de la automatización del voto, en Filipinas tomaba semanas conocer los resultados de una elección, lo que daba lugar a tensiones sociales, acusaciones de fraude y violencia ante los resultados finales.

A partir de esta situación, y como una manera de potenciar la transparencia de los procesos electorales, el Congreso de Filipinas sancionó en el año 2007 la ley RA 9369 que hacía obligatoria la automatización de las elecciones de mayo de 2010. La Comisión Electoral, cumpliendo con este mandato, seleccionó un proveedor que garantizara un proyecto exitoso, empleando una tecnología que permitiese un conteo rápido y efectivo de los votos.

Este proceso electoral ha significado para los filipinos la posibilidad de contar con resultados confiables, rápidos y legítimos, una gran tarea debido a las condiciones geográficas del país. La facilidad para auditar los resultados fue una de las claves en este proceso.

Pero también se destacan otros atributos como la seguridad basada en la novedosa combinación de algoritmos internacionalmente reconocidos que conforman una arquitectura totalmente blindada, y la agilidad, ya que el elector vota rápidamente y los resultados son obtenidos en tan sólo minutos después de finalizada la jornada electoral, garantizando cero inconsistencias numéricas o votos nulos imputables a la tecnología. Además, es posible producir boletines de resultados parciales y la publicación automática en Internet.

Según la experiencia internacional, los sistemas automatizados de votación bien diseñados son capaces de reducir los costos de una elección ya que se elimina la impresión y el traslado de boletas, actas y urnas. Asimismo, las aplicaciones de esta compañía toman en cuenta que cada jurisdicción posee reglas y leyes propias para la totalización de los sufragios y su tecnología se puede configurar independientemente para diferentes elecciones, bajo metodologías diversas, tales como: D’Hondt, mayoría relativa, mayoría simple, etc.

Algunas cifras

• 82.200 máquinas de votación fueron desplegadas con sus respectivas baterías para garantizar su funcionamiento por más de 16 horas, en casos de apagones eléctricos.
• 1.722 servidores de totalización y consolidación e impresoras con sus generadores de energía.
• Más de 37.000 escuelas funcionaron como centros de votación y 48.000 técnicos, suministrados y capacitados por Smartmatic, fueron desplegados para labores de soporte in situ, antes y durante la jornada electoral.
• 690 agentes se ubicaron en el Centro Nacional de Apoyo durante la jornada electoral para el seguimiento de todo el proceso.
• 65% de los centros de votación contaron con cobertura constante y confiable a través de las redes móviles públicas.
• 5.500 antenas satelitales móviles se desplegaron en toda la nación para la transmisión de resultados en los centros de votación y escrutinio.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets