Espacio publicitario
Jueves 18 de septiembre de 2014
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Management

Creatividad e innovación: mitos y verdades

En los últimos años, escuchamos mucho acerca de palabras como “Creatividad” e “Innovación”, “la necesidad de ser creativos”, “de contar con profesionales innovadores”, “crear cosas nuevas”, “lanzar productos que marquen tendencia”, etc. etc. etc.

mar 26 de agosto de 2008
Comentarios: (0)



Por: María Inés Spina
OBC // Consultoría y Capacitación
www.obc.com.ar

Pero… “¿todos somos creativos?”, “¿Creatividad es lo mismo que Innovación?”, “¿es complejo innovar?”, “¿con qué frecuencia Ud. genera ideas diferentes que luego se implementan?”
Lo invitamos a recorrer juntos los mitos que sobre ambos conceptos todos hemos construido y compartamos algunas verdades.


Mito nº 1: “Creatividad = Innovación”

Innumerables veces se habla de Creatividad e Innovación como sinónimos.
Si bien son muchas las definiciones para estas palabras, las que más se adecuan a contextos empresarios son las siguientes:
Mientras que Creatividad es la creación de ideas novedosas y útiles; Innovación refiriere a la aplicación de estas ideas.
Vemos entonces que, además de NO tratarse de sinónimos, en la primera el foco está puesto en la generación y en la otra el peso cae sobre la implementación. Lo que parece ser una sutil diferencia, en realidad no es ni más ni menos que la brecha – no menor- entre ambos conceptos.
Algo clave es lo relativo a las características de “novedad y utilidad” de las ideas. Se debe tener en cuenta que por el simple hecho de “crear”, si la idea no es novedosa y útil para alguien – experto en ese campo-, simplemente no será reconocida ni valorada y por ende morirá en el plano de las ideas.
Hablamos entonces de creatividad aplicada (innovación) cuando el aporte realizado al campo correspondiente es reconocido e incorporado por el sistema (la organización y su entorno).
Al implementarse este tipo de ideas se genera un antes y un después, ya que provocan cambios de impacto, generando respuestas nuevas.


Mito nº 2: “No todas las personas son creativas”

Solemos pensar que la creatividad vive sólo en el terreno de las agencias de publicidad y es patrimonio indiscutible de sus “creativos”, quienes nacieron con una chispa extra, no observable en el resto de los mortales.
La verdad es que todos somos, en mayor o en menor medida, creativos. Tal vez en otros ámbitos, tal vez en situaciones límite, o en contextos impensados hasta para uno mismo.
La creatividad es una potencialidad que está en todas y en cada una de las personas y puede desarrollarse, estimulándola.
¿Cómo?:
Haciéndose el tiempo para algunas cosas para las cuales, hoy en día, pareciera “no haber tiempo”: resolver un crucigrama, emprender la lectura de algo diferente a lo que acostumbramos, ir al cine, mantener algún hobby.
Rodearse de gente interesante, aquella que puede aportar una mirada totalmente diferente.
Involucrarse en un proyecto que resulte apasionante.
Observar a los niños, quienes con su poca pero sabia experiencia, son los más creativos.


Mito nº 3: “Con aprender algunas técnicas ya se logra pensar creativamente”

Conocer y aprender a utilizar algunas técnicas de creatividad - tanto para generar ideas como para filtrar y seleccionar de las ideas generadas, aquellas con mayor potencialidad- es de suma utilidad. No obstante pensar que por esto, ya se logra “pensar creativamente”, es limitar el campo.
Pensar creativamente involucra un “proceso” más rico y más completo que sólo apalancarse en conocer y utilizar técnicas creativas.
Para comprenderlo fácilmente haremos una analogía con la planificación. Muchas veces escuchamos que las empresas “planifican” partiendo de la definición de objetivos, sin antes haber dado pasos tan vitales como: buscar y analizar información pertinente, realizar un análisis FODA y recién luego del mismo definir objetivos, planes de acción, etc.
Entender que pensar creativamente es un “proceso” es ampliar la mirada y enriquecerla. Este proceso comienza por la definición clara de un problema (entendiendo que en creatividad el “problema” es aquello que se quiere resolver creativamente. No contiene la palabra el peso de lo negativo como comúnmente expresa).
...gastaría los primeros cincuenta y cinco minutos identificando el problema y los otros cinco resolviéndolo. El proceso para la formulación del problema adecuado es por lejos más importante que el proceso para encontrar la solución...” (Albert Einstein)

Una vez claro el problema, analizada cada arista del mismo, el paso siguiente es idear alternativas. Recién en esta segunda instancia las técnicas de creatividad son la vedette.
Habiendo seleccionado aquellas ideas con mayor potencial, se procede a su desarrollo e implementación.


Mito nº 4: “Queremos profesionales creativos e innovadores”

No hay empresa que no se precie de mencionar en sus búsquedas de personal, como requisitos de ingreso, habilidades de creatividad e innovación.
Las nuevas ideas son bienvenidas, miradas frescas son necesarias, los profesionales creativos son cada vez más valorados pero, una vez que la persona ingresa se encuentra con una realidad cultural que se impone con mensajes como “esto no de puede hacer”, “acá siempre se hicieron las cosas de ésta manera”, “¡nada de ideas locas, no hay tiempo!”.
Ejemplos de la realidad, abundan.
La verdad es que buena parte del entorno laboral, depende de quienes se desempeñan en puestos de liderazgo. Son los líderes los responsables de promover el pensamiento y la actitud innovadora de sus empleados.

Resumiendo, podemos entonces decir que:
Creatividad e Innovación NO son sinónimos.
Todas las personas son creativas. Cada uno desde su lugar, tiene aportes para hacer.
Pensar creativamente requiere de un proceso.
La creatividad en las organizaciones no sucede mágicamente, sino que requiere un acercamiento deliberado y sistemático que comprende:
La incorporación de procesos, herramientas y modelos que construyen la capacidad innovadora de una organización en las personas.
Desarrollar entornos en donde la creatividad sea valorada.
Contar con líderes que estimulen a las personas.

Las empresas exitosas serán aquellas que sepan potenciar y aplicar la creatividad de su gente.

Y por último una frase de Terese Amabile, psicóloga abocada al estudio de temas creativos, de la Universidad de Harvard:
"Un creador ejercita su mente en tratar de convertir en conocido lo extraño y extraño lo conocido."
…y Ud. lector, ¿en qué próximo tema ejercitará su mente?

Comentarios de los lectores
Para poder enviar su comentario necesitas ser usuario registrado del sitio.
Registrarme!
Ingresar
Gracias por enviarnos su comentario.
La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad, claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: malas palabras e insultos no serán publicados.
Comentario
Enviando formulario...
-
Borrar
Enviar
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets