Espacio publicitario
Viernes 20 de septiembre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Management

Cuando el management es forzado a usar tecnología

La tecnología y sus infinitas aplicaciones abren puertas impensadas a las empresas

mié 22 de mayo de 2019
Comentarios: (0)
Por: ,

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
Cuando el management es forzado a usar tecnología

Por Gabriel Mysler (*)

Es tanta la presión del mercado, de los accionistas, de las gerencias, de la competencia y de los medios de comunicación que muchas veces el management se ve forzado o urgido a incorporar tecnología, y esto puede ser más un problema que una solución. 

 

Tanto Big Data, la Robótica, Internet de las Cosas o la Inteligencia Artificial, por nombrar algunas tecnologías, nos desafían a salir de los moldes e innovar.

En algunos casos, el management tiene que decidir frente a la posibilidad de implementar modelos innovadores que les funcionaron a otros, y muchas veces esos modelos estandarizados no funcionan como se espera cuando se enfrentan a la realidad y complejidad de cada organización, con estructuras y culturas diferentes.

  

¿Qué hacemos con la innovación y la tecnología?

 

Si como empresa vamos a innovar por presión, seguramente terminaremos comprando tecnologías que o no necesitamos, o no están maduras, o no podemos aprovechar o no se enfocan en nuestros problemas, nuestras metas y necesidades estratégicas.

Cuando el mercado, o nuestras estructuras internas nos presionan a innovar, actuamos muchas veces como lo haríamos con hambre en un supermercado, entramos en una carrera frenética por llenar el "changuito". Salir de compras, en especial cuando de tecnología se trata, debe ser un proceso planificado y ser encarado mirando los 360 grados de la empresa. No solo pensando en marketing o en comunicación o en imagen, o en eficiencia, o en la competencia o en nuestra experiencia, sino pensando en todo esto junto y más.

La tecnología es un medio, no un fin en sí mismo

 

De hecho, la innovación en sí no tiene nada que ver con la tecnología, es mucho más que solo tecnología. La innovación es consecuencia de una mentalidad y precisa de una cultura que atraviese a las personas que conforman una organización.

Por eso, a la hora de hablar de innovación, necesitamos priorizar los cambios necesarios no solo mirando que hace la competencia y las tendencias del mercado, sino mirando hacia adentro. Necesitamos saber quiénes somos y que queremos ser. Conocer nuestra cultura organizacional y entender las dificultades que podremos enfrentar para elegir con más inteligencia los desafíos que encararemos en primer lugar.

Las empresas que están posicionándose como innovadoras, al implementar cambios digitales, lo logran por la cultura de innovación que instalan en su estructura, la cual está centrada en algo más allá que solo tecnología. Muchas compañías abordan la transformación, enfocadas en la tecnología, en ser digitales, cuando en realidad la transformación debería estar centrada en la gente y los procesos.

Trabajamos con personas. Que tienen miedos, ambiciones, dudas, sueños, expectativas y experiencias previas. Motivar para la innovación es tan importante como incorporar tecnologías innovadoras.

Si bien siempre hay lugar para improvisar y modificar sobre la marcha, es bueno ir al supermercado con una lista de compras preparada previamente.

Todo proceso exitoso comienza, como bien decían los clásicos griegos, con un concepto siempre y sencillo que se aplica las personas y a las organizaciones: "Conócete a ti mismo!"

(*) Consultor en Innovación digital. Managing director de Integrity Meter.

 

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets