Espacio publicitario
MiéRcoles 16 de octubre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Management

La esencia del liderazgo

Desde hace tiempo se instaló un debate en torno a un escurridizo tema del management: el liderazgo. La cuestión es, ¿se trata de una condición con la que se nace, o es posible adquirirla?

jue 19 de septiembre de 2019
Comentarios: (0)
Por: ,

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
La esencia del liderazgo

Lo cierto es que hace tiempo que no se habla demasiado del tema que tuvo cierta notoriedad en los años 80 y 90.

Un hecho muy significativo fue que Peter Drucker –responsable de delinear las bases conceptuales del management en la segunda mitad del siglo 20–, nunca de ocupó, en sus 39 libros escritos durante ese periodo, de usar el vocablo en ninguno de los títulos de esa obra.

Una de las razones por las que evita hablar de liderazgo en forma explícita es porque cree que es una aptitud natural y una actitud instintiva de la persona. "El liderazgo es de una importancia vital y no tiene reemplazo", dice en The Practice of Management. "No se puede enseñar, ni aprender".

Una vez que fue consultado sobre el tema dio una razón que consideró suficiente. "El primer libro sistemático sobre liderazgo es "Ciropedia" –o la educación de Ciro– escrita por Jenofonte posiblemente entre los años 365 y 380 a. C. A su juicio todo estaba allí.

Ciropedia es la biografía de Ciro el Grande, quien usó la conquista militar y el gobierno iluminado para crear el primer Imperio Persa alrededor del año 540 a. C.. Jenofonte el ateniense, escribió la biografía casi 200 años más tarde, una obra que contribuyó a formar líderes durante siglos. Según algunos comentaristas, estas páginas sirvieron de inspiración a Alejandro Magno y Julio César, y tuvieron una fuerte influencia en "El Príncipe" de Maquiavelo.

La idea tan definitiva de Drucker sobre Jenofonte, se supone que está basada en las propias memorias del autor griego tituladas "Anábasis". También conocido como la Retirada de los Diez Mil, es el relato de una desafortunada expedición militar, del surgimiento de un líder sin intenciones de liderar pero con talento, y de una retirada estratégica que salvó a un ejército de 10.000 mercenarios de morir abandonados en territorio enemigo.

 

El soldado, pensador y líder

Es que antes de convertirse en escritor, Jenofonte formó parte de ese ejército, conocido como "la Expedición de los Diez Mil". Alrededor del año 400 a.C. Ciro el Joven, pariente lejano de Ciro el Grande, reclutó la fuerza como parte de una expedición militar. El príncipe Ciro fue generoso con favores y promesas pero no se preocupó en mencionar que su verdadero propósito era derrocar a su hermano Artajerjes II, quien había heredado el trono de Persia.

Ciro cayó asesinado en la primera batalla contra Artajerjes. Perdida la guerra, un grupo de generales de los Diez Mil intentaron negociar una retirada pero fueron traicionados y asesinados. Fue entonces cuando el ejército de mercenarios griegos se encontró sin líder. "A más de mil millas de Grecia, no tenían siquiera un guía que les señalara el camino a casa", cuenta Jenofonte, que escribió el Anábasis en tercera persona.

Tal parece que Jenofonte tenía la aptitud requerida y la actitud para liderar. "¿Qué estoy esperando? ¿Qué venga un general a dar órdenes? ¿Y de dónde va a venir?", pensó mientras los diez mil deambulaban sin rumbo. "¿Espero a tener más edad y más madurez? Más viejo no voy a ser si hoy me traiciono ante mis enemigos." Y así, decidió dar un paso adelante y contar su análisis de la situación.

"Tenemos que evitar a toda costa caer en manos de Artajerjes". Pidió a los oficiales que fueran un modelo para las tropas. "Los soldados tienen los ojos fijos en ustedes". Si los ven descorazonados se volverán cobardes pero si les muestran que se están preparando para atacar y dan el ejemplo los seguirán. No les quepa duda que los imitarán".

Al amanecer del día siguiente, Jenofonte arengó a los diez mil. El plan era dejar todo excepto armas, alimento, bebida y marchar a casa juntos. Si alguien tiene un plan mejor, abandonamos este". Votaron y todos siguieron su plan.

En el resto de la Anábasis Jenofonte describe los talentos especiales y herramientas que hicieron falta para proteger al ejército en su larga marcha. Explica las negociaciones que hubo que hacer para encontrar un camino seguro a casa atravesando los reinos de Persia y las tácticas de pelea usadas para seguir avanzando cuando las negociaciones fallaban o no se veía alternativa.

 

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets