Espacio publicitario
MiéRcoles 13 de noviembre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Management

Es mal negocio hacer pareja en el trabajo

El CEO de McDonalds, despedido por su romance con una empleada.

mar 5 de noviembre de 2019
Comentarios: (0)
Por: ,

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
Es mal negocio hacer pareja en el trabajo

En el gobierno la diputada Katie Hill debió renunciar hace apenas una semana por un motivo similar. Tanto McDonald’s como la Cámara de Diputados prohíben las relaciones amorosas entre supervisores y empleados.

 

Las investigaciones que se han hecho recientemente sobre poder e influencia muestran qued probablemente esté bien que sea así. McDonald’s y la Cámara de Diputados no son ni las primera ni las únicas instituciones en prohibir romances entre su gente. Muchas compañías los desalientan, especialmente aquellas donde hay desequilibrios de poder. Una encuesta realizada en junio 2018 descubrió que 78% de los ejecutivos en recursos humanos manifestó que sus empleadores no permiten las relaciones amorosas entre gerentes y sus subordinados.

 

También las instituciones académicas prohíben cada vez más relaciones entre profesores y alumnos porque las consideran profundamente problemáticas.

 

Quienes se oponen a estas prohibiciones las consideran excesivamente paternalistas y argumentan que las instituciones no deberían controlar la vida privada y las relaciones consensuadas entre adultos. Creen que se puede confiar en que dos personas inteligentes con buenas intenciones van a saber manejar la dinámica de poder en su propia relación.

 

Una relación desequilibrada

 

El problema es que a las personas que ocupan cargos de poder les cuesta reconocer la naturaleza coercitiva de ese poder en una relación desequilibrada, dice Vaneka K. Bohns. En una relación de trabajo, los individuos que hacen avances románticos hacia colegas o empleados subestiman la dificultad que pueden tener esas personas rechazando esos avances. Eso deja a la persona subordinada con la responsabilidad de reconocer esos abusos, si existieren.

 

Por eso, la prohibición de relaciones entre supervisores y subordinados protege a las partes involucradas del riesgo de retaliación e impide preocupaciones sobre favoritismo.

 

 

 

 

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Lo mas leido de Management
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets