Espacio publicitario
Domingo 18 de noviembre de 2018
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Mercado Plus

Hay algo simple que mata más que el cáncer

Se abusó de los antibióticos a punto tal que los virus y agentes patógenos se han vuelto resistentes y ya no se mueren. Son virus súper potentes que amenazan generar más muertes que el cáncer. Por María Teresa Lavayén.

lun 30 de marzo de 2015
Comentarios: (0)

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
Súper bugs.

Jim O’Neill es el ex economista de Goldman Sachs que en 2001 ideó el acrónimo Brics para referirse a Brasil, Rusia, India y China. Hoy preside la comisión para la Resistencia al Antibiótico de la British Society for Antimicrobial Chemotherapy con la expresa misión de estudiar el tema de las resistencia al antibiótico y trazar un plan para contenerla.

 

El grave problema que vive el mundo actual , dice su informe, es que durante muchos años los antibióticos se han usado en exceso y eso les ha quitado poder porque aumentó la resistencia a ellos. Tanto se los ha aplicado para cualquier cosa que casi se los receta como si fueran caramelos. El resultado ha sido que los genes patógenos se han hecho más fuertes y más inmunes al ataque.

Si no se toman medidas drásticas las enfermedades infecciosas resistentes a los antibióticos generarán más muertes que el cáncer para el año 2015. Así lo afirma el estudio presentado por O’Neill.

 

Una gran parte del problema es económico y las grandes responsables son las firmas farmacéuticas. Como los antibióticos se venden a bajo precio y no constituyen un incentivo para invertir, los laboratorios no han hecho grandes inversiones en los últimos 30 años. Prefirieron dedicarse cosas más rentables como los tratamientos para el cáncer y descuidaron los medicamentos que dejan menores márgenes de ganancias, como los antibióticos. Mientras tanto, muchos genes patógenos que provocan enfermedades han ido evolucionando hasta volverse inmunes a las drogas existentes.

 

Si no se atacan, esas enfermedades infecciosas significarán por lo menos 10 millones de muertes adicionales con un costo para la economía global d e US$ 100 millones para el año 2050. Es la primera vez que se cuantifica el posible impacto de la resistencia antimicrobial, conocida en la jerga como AMR

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets