Espacio publicitario
SáBado 21 de septiembre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Negocios

Aerolíneas: gobierno versus despidos

El ministro Gallo dijo que el gobierno intervendrá para que la crisis de la empresa se resuelva sin necesidad de que se pierdan fuentes de trabajo.

mar 27 de junio de 2000
Comentarios: (0)
Por: ,

(EFE).- El gobierno argentino aseguró hoy (martes 27) que "hará todo lo posible" para que la crisis de Aerolíneas Argentinas, cuyo mayor accionista es el Estado español, se resuelva "sin despidos y con crecimiento".

El ministro de Infraestructura y Vivienda, Nicolás Gallo, afirmó que "la situación de Aerolíneas Argentinas es dificultosa y vamos a tratar de arreglarla, fundamentalmente para que no se pierdan las fuentes de trabajo".

"No queremos que haya despidos –dijo– y haremos todo lo que podamos hacer. Hoy voy a hablar con las autoridades de España que correspondan a esta área, porque el plan tiene que desarrollarse sin despidos y con crecimiento".

El funcionario recordó, no obstante, que Aerolíneas Argentinas es "una empresa privada cuyo accionista mayoritario es el Estado español", que es "quien tiene que hacerse cargo de todo lo que corresponde a la gestión empresarial".

Aerolíneas Argentinas y su filial para vuelos nacionales, Austral, privatizadas en 1990, atraviesan una grave crisis, con deudas acumuladas por US$ 900 millones, pérdidas de US$ 20 millones mensuales y un patrimonio menor a US$ 100 millones.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) de España, principal accionista y operador de Aerolíneas Argentinas, ha elaborado un plan para revertir la situación que incluye una capitalización por US$ 650 millones, racionalización de rutas y reducción de salarios, jubilaciones y bajas incentivadas del personal, entre otras medidas, y requiere la participación de todos los accionistas.

El Estado argentino tiene 5% sin derecho a veto y los trabajadores de la compañía 10%, mientras otros accionistas minoritarios son American Airlines, Iberia y bancos estadounidenses.

Gallo reiteró que el gobierno argentino hará las gestiones necesarias para impedir despidos y desarrollar "un plan con crecimiento, como se lleva a cabo en cualquier empresa".

Recordó que en enero pasado, cuando American Airlines dejó de ser el operador de Aerolíneas Argentinas y fue reemplazado por la Sepi, muchos señalaron que "la empresa no aguantaba más".

El gobierno "siguió con la prédica en forma permanente y así llegamos a junio, y la empresa sigue funcionando y mejoró sus ventas, sus ingresos, su eficiencia y ocupación, cuando en enero estaba prácticamente al borde de su desaparición", dijo Gallo.

(EFE).- El gobierno argentino aseguró hoy (martes 27) que "hará todo lo posible" para que la crisis de Aerolíneas Argentinas, cuyo mayor accionista es el Estado español, se resuelva "sin despidos y con crecimiento".

El ministro de Infraestructura y Vivienda, Nicolás Gallo, afirmó que "la situación de Aerolíneas Argentinas es dificultosa y vamos a tratar de arreglarla, fundamentalmente para que no se pierdan las fuentes de trabajo".

"No queremos que haya despidos –dijo– y haremos todo lo que podamos hacer. Hoy voy a hablar con las autoridades de España que correspondan a esta área, porque el plan tiene que desarrollarse sin despidos y con crecimiento".

El funcionario recordó, no obstante, que Aerolíneas Argentinas es "una empresa privada cuyo accionista mayoritario es el Estado español", que es "quien tiene que hacerse cargo de todo lo que corresponde a la gestión empresarial".

Aerolíneas Argentinas y su filial para vuelos nacionales, Austral, privatizadas en 1990, atraviesan una grave crisis, con deudas acumuladas por US$ 900 millones, pérdidas de US$ 20 millones mensuales y un patrimonio menor a US$ 100 millones.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) de España, principal accionista y operador de Aerolíneas Argentinas, ha elaborado un plan para revertir la situación que incluye una capitalización por US$ 650 millones, racionalización de rutas y reducción de salarios, jubilaciones y bajas incentivadas del personal, entre otras medidas, y requiere la participación de todos los accionistas.

El Estado argentino tiene 5% sin derecho a veto y los trabajadores de la compañía 10%, mientras otros accionistas minoritarios son American Airlines, Iberia y bancos estadounidenses.

Gallo reiteró que el gobierno argentino hará las gestiones necesarias para impedir despidos y desarrollar "un plan con crecimiento, como se lleva a cabo en cualquier empresa".

Recordó que en enero pasado, cuando American Airlines dejó de ser el operador de Aerolíneas Argentinas y fue reemplazado por la Sepi, muchos señalaron que "la empresa no aguantaba más".

El gobierno "siguió con la prédica en forma permanente y así llegamos a junio, y la empresa sigue funcionando y mejoró sus ventas, sus ingresos, su eficiencia y ocupación, cuando en enero estaba prácticamente al borde de su desaparición", dijo Gallo.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets