Espacio publicitario
Viernes 18 de octubre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Negocios

Eli Lilly arriesga perder ocho patentes en ocho años

Hay señales que desvelan a John Lechleiter, director ejecutivo de la empresa. Todavía en 2009 las ventas subían de US$ 20.400 millones a 21.800 millones (6,9%) y las ganancias iban de -US$ 2.100 millones a +4.300 millones (3,1%). Empiezan los despidos.

lun 12 de julio de 2010
Comentarios: (0)
Por: ,

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente


El problema es tan simple como alarmante: desde 2010, irán expirando en Estados Unidos patentes exclusivas que, en lo tocante a Eli Lilly serán ocho en otros tantos años. En otras palabras, los genéricos irán quitándole mercado a específicos de la farmoquímica cuya facturación actual equivale a 75% del total.

Lechleiter, un veterano que llegó a la conducción recién en 2008, se ha comprometido a ir compensando previsibles retrocesos con desarrollo de drogas experimentales, Al mismo tiempo, se echa mano al remedio clásico: eliminación de puestos laborales. Ya entre fines de 2008 y 2009, la plantilla disminuyó de 40.500 a 40.300 asalariados y habrá unos cinco mil despidos ulteriores en 2010/11.

Precisamente el año entrante se pierde la exclusividad sobre Zyrexa, popular antipsicótico. Esto acelera un programa de 65 fármacos, inclusive dos potenciales estrellas. Ambas relacionadas con el mal de Alzheimer.

Esta política de investigaciones parece descartar fusiones y adquisiciones tan extendidas en el negocio, según señalan casos como Pfizer-Wyeth o Merck/Schering-Plough. A juicio de Lechleiter, “no vemos evidencias de sinergias superiores a las de Eli Lilly, pese a presupuestos entre US$ 4.000 y 5.000 millones anuales”.

Por de pronto, la compañía encara expandirse en el campo del diagnóstico, aunque no prevea tomar firmas de ese ramo. Más bien, baraja la posibilidad de socios externos. En cuanto a señales de recuperación en la economía norteamericana, Lechleiter advierte que la farmoquímica no depende tanto de ciclos cortos de negocios cuanto de la reforma en el seguro médico.

Al igual que sus colegas, el director ejecutivo del laboratorio no cree que las especialidades medicinales sean tan caras en Estados Unidos, pues significan apenas un décimo del gasto total en salud. Pero es hostil a varias propuestas de Barack Obama y ve con inquietud que algunos gobiernos clientes de la farmoquímica (España, Italia) estén comprándole menos a raíz de la crisis financiera europea.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets