Espacio publicitario
Jueves 20 de junio de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Negocios

AT&T: cimbronazos y una renuncia en la cúpula

La segunda autoridad de American Telephone & Telegraph renunció en medio de una drástica reorganización en la conducción superior. Se trata de Elizabeth Bernard, nombrada presidente de junta hace poco más un año.

vie 5 de diciembre de 2003
Comentarios: (0)

Esta dimisión y otras en estamentos inferiores reflejan los severos problemas que sufre AT&T. Bernard fue velozmente reemplazada por William Hannigan, ex CEO de Sabre Holdings, grupo de turismo en línea.

A criterio de varios analistas, estos cambios subrayan un intento de David Dorman, CEO de la empresa, para revertir la contracción de ingresos y la sobrecapacidad de oferta. A su vez, efecto de una demanda por demás floja. Al respecto, Dorman se ha comprometido a que la división de servicios empresarios vuelva a crecer, tras varios años de estancamiento.

“Esta compañía tenía una cultura muy burocrática. Por tanto, mi prioridad es armar un equipo apto para mejorar el marketing y aumentar ventas”, señaló ayer el CEO. Desde asumir el cargo, por el contrario, Bernard se dedicó exclusivamente a recortar costos y achicar elencos gerenciales.

Además, la ejecutiva tenía como meta alcanzar el máximo cargo del grupo; o sea, desplazar a Dorman. A punto tal que no disponía de ofertas laborales dentro o fuera del sector. Esto tiene una posible explicación: quizá su contrato le impida ingresar a otra compañía de telecomunicaciones hasta dos años después de abandonar AT&T.

Por otra parte, al tomar a Hannigan, Dorman sigue recomponiendo un grupo que ya había trabajado con él. Ambos estuvieron en Pacific Bell, antes de que la comprara SBC en 1997.

La incorporación de Hannigan sugiere que AT&T ha desistido de fusionarse con Bell South, algo hace poco casi seguro. En cuanto a estrategias, el nuevo presidente de junta probablemente dé preferencia a servicios empresarios, “la mejor opción ahora que lo peor ha pasado para las telcos” (cree la consultora Aventis).



Esta dimisión y otras en estamentos inferiores reflejan los severos problemas que sufre AT&T. Bernard fue velozmente reemplazada por William Hannigan, ex CEO de Sabre Holdings, grupo de turismo en línea.

A criterio de varios analistas, estos cambios subrayan un intento de David Dorman, CEO de la empresa, para revertir la contracción de ingresos y la sobrecapacidad de oferta. A su vez, efecto de una demanda por demás floja. Al respecto, Dorman se ha comprometido a que la división de servicios empresarios vuelva a crecer, tras varios años de estancamiento.

“Esta compañía tenía una cultura muy burocrática. Por tanto, mi prioridad es armar un equipo apto para mejorar el marketing y aumentar ventas”, señaló ayer el CEO. Desde asumir el cargo, por el contrario, Bernard se dedicó exclusivamente a recortar costos y achicar elencos gerenciales.

Además, la ejecutiva tenía como meta alcanzar el máximo cargo del grupo; o sea, desplazar a Dorman. A punto tal que no disponía de ofertas laborales dentro o fuera del sector. Esto tiene una posible explicación: quizá su contrato le impida ingresar a otra compañía de telecomunicaciones hasta dos años después de abandonar AT&T.

Por otra parte, al tomar a Hannigan, Dorman sigue recomponiendo un grupo que ya había trabajado con él. Ambos estuvieron en Pacific Bell, antes de que la comprara SBC en 1997.

La incorporación de Hannigan sugiere que AT&T ha desistido de fusionarse con Bell South, algo hace poco casi seguro. En cuanto a estrategias, el nuevo presidente de junta probablemente dé preferencia a servicios empresarios, “la mejor opción ahora que lo peor ha pasado para las telcos” (cree la consultora Aventis).

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets