Espacio publicitario
Martes 23 de enero de 2018
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Negocios

¿Diamantes sintéticos o naturales?

Los primeros se fabrican y son más baratos. Falta saber si el público los valora.

jue 2 de noviembre de 2017
Comentarios: (0)

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
¿Diamantes sintéticos o naturales?

A la industria del diamante obtenido en la mina le preocupa que el rápido avance del negocio del diamante hecho por el hombre amenace su futuro.

Los diamantes sintéticos son, según afirman sus fabricantes, una alternativa más ética porque ni proceden de zonas conflictivas ni son tan caros como los naturales.

General Electric fue la primera en crear piedras sintéticas en 1954, utilizando un sistema de Alta Presión y Alta Temperatura (HPHT por sus siglas en inglés).  Pero sólo se los usaba para usos industriales. Más tarde, ya en la década del 90 se comenzó a utilizar otra técnica con vapores químicos (CVD por sus siglas en inglés) para obtener piedras de mayor calidad que se pudieran usar en joyería.


El CVD es un proceso mediante el cual los diamantes se fabrican a partir de una mezcla de hidrógeno y un gas como el metano en una cámara de vacío. El método tiene cierta semejanza con el cultivo de perlas, ya que también precisan de una "semilla", en este caso un pequeño diamante. Por ese motivo es probable que pronto pasen a ser conocidos como "diamantes de cultivo", como las perlas.


Gracias al CVD se pueden crear diamantes de 4 quilates con muy buena claridad. La gran ventaja es que si bien no se trata de piedras grandes, sí se pueden crear entre 50 y 100 piedras en una sola "horneada".


Ahora se suma además el diseño asistido por computadora, un programa informático más conocido por sus siglas en inglés, CAD y ampliamente utilizado por ingenieros y arquitectos. Gracias al CAD, los actuales joyeros pueden crear todo el anillo, desde la piedra, hasta la pieza de orfebrería, teniendo en cuenta el tamaño, el diseño y hasta el brillo y el índice de refracción del diamante y cómo la luz incidirá en la piedra teniendo en cuenta cómo esta estará engarzada.

La mayor compañía de diamantes el mundo, la sudafricana De Beers, no tardó en advertir que la nueva tecnología era, además de una amenaza una gran oportunidad, e ingresó al negocio de los diamantess fabricados. Un negocio que concita hoy el interés de los grandes inversores del mundo financiero.

 

 

 

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets