Espacio publicitario
Lunes 18 de noviembre de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Negocios

Valor medicinal de la marihuana: gran negocio

Antes de ser legal, el mercado en EE.UU se calculaba de US$ 30.000 a US$ 40.000 millones.

Comentarios: (0)
Por: ,

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
marihuana

Ahora, sin duda, ese mercado será muchísimo mayor. La nueva industria de la marihuana apunta a elaborar productos de uso cotidiano para todo el mundo. Las propiedades medicinales de algunos elementos de la marihuana fueron descubiertas en 1964 por el científico israelí Raphael Mechoulam. En Israel, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, los médicos y científicos pueden hacer pruebas con medicamentos derivados de la marihuana en pacientes humanos. El mundo se está encaminado hacia la legalización total del comercio de marihuana.

En los últimos 20 años, más de 30 estados de la Unión legalizaron la hierba para fines médicos, y 10 de ellos terminaron legalizándola también para fines recreativos. Canadá y Uruguay la legalizaron en todo el territorio nacional y hay países de Europa y Oceanía que están abriendo la puerta también a la utilización médica. Se trata de un importante cambio cultural y de una industria con posibilidades de adquirir dimensiones gigantescas. Antes de la legalización, el mercado ilegal de marihuana en Estados Unidos solamente tenía un valor que oscilaba entre US$ 30.000 millones y US$ 400.000 millones, con lo cual el cannabis adquiría la misma estatura que el maíz, el cereal que más ingresos le da al campo estadounidense. El mercado legal, con toda seguridad, lo hará mucho más grande. Eso es porque las empresas no les están vendiendo solamente a los porreros.

Aspiran a convertir a la hierba en un producto cotidiano para adultos del montón, los que tienen empleo y tienen familia. Aspiran a convertirla en un reemplazante del café, de los analgésicos, del yoga y de los somníferos. No les va a resultar fácil porque la mayoría de los argumentos sobre los beneficios médicos de la marihuana todavía no han sido comprobados científicamente en el largo plazo; porque los impuestos al negocio son altísimos y porque –al menos en Estados Unidos– cada estado ha creado su propia industria con su propio entramado de regulaciones. Entonces, si bien está la posibilidad de una corrida como la del oro, no va a ser tan sencillo. Además, en Estados Unidos la industria aparece en medio de lo que se denomina "la guerra a las drogas", con detenciones de personas y condenas que recaen abrumadoramente sobre negros y latinoamericanos. Con la legalización, varios estados y ciudades buscan implantar "programas de equidad" que procuran asegurar que las comunidades más victimizadas por la guerra a las drogas puedan beneficiarse de la riqueza que crea la legalización. En qué consiste la marihuana La planta de cannabis contiene docenas de compuestos activos llamados cannabinoides, los cuales se encuentran en las flores, las hojas y el tallo. Los investigadores han identificado más de setenta cannabinoides distintos en la planta de cannabis.

Aunque el THC es el más conocido, en realidad hay muchos otros que contribuyen a la amplia gama de beneficios medicinales del cannabis. Los cannabinoides han demostrado que pueden prevenir las náuseas, los vómitos y los dolores, tratar las migrañas e inhibir la expansión de células tumorales tanto en medios de cultivo como en modelos experimentales con animales, entre otros muchos beneficios. Los dispensarios en los estados donde se ha legalizado venden una serie de productos. La "flor", la materia botánica conocida como marihuana, es solo una categoría. Hay otras formas de usar una planta de cannabis que tienen tanto, si no más, potencial de mercado. El THC (tetrahydrocannabinol) es el producto químico que más se asocia con la propiedad más famosa de la marihuana. La planta se puede reducir a concentrados potentes que pueden contener más de 80% de THC. El aceite de THC que se extrae de la planta se puede mezclar en la preparación de productos horneados, caramelos y bebidas.

Desde la Segunda Guerra Mundial, el cultivo industrial del hachís, al igual que su prima, la que intoxica, ha sido prácticamente excluido de la investigación científica. Pero como base para papel, es más valioso todavía que "la lechuga del diablo". La Farm Bill, que acaba de ser aprobada en la Casa de Representantes, legaliza el hachís y seguramente va a crear nuevas oportunidades para el cultivo. El hachís también es una importante fuente para el CBD.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets