Espacio publicitario
Viernes 24 de mayo de 2019
Buscador de noticias
Encuentre toda la informacion que necesita en mas de 23 años de archivo
Espacio publicitario
Vida y Estilo

Qué hacer en las fiestas con los chicos que solo comen milanesas

Mi nene solo come milanesas con puré o con papas fritas. ¿Cuántas veces escuchamos eso? Es casi un fenómeno universal que a los chicos no les gusten las verduras, pero no podemos permitir que coman solo lo que les gusta porque nuestra responsabilidad es que se alimenten bien y también educarlos para que en el futuro adopten una dieta equilibrada.

Comentarios: (0)

Galeria de imagenes
Anterior
Ampliar
Siguiente
Variedad  de alimentos en la mesa festiva.

En realidad para las fiestas no se puede hacer nada si no se ha hecho nada durante todo el año. El alimentarse es un hábito que debe ser enseñado a los niños desde que son muy pequeños. ¿Cómo? Pues hablando con ellos sobre lo que están comiendo, lo altos y fuertes que se van a poner, de lo inteligentes que serán, esos detalles que llaman la atención y estimulan mucho a los niños.

Vilma Medina, directora de Guía Infantil dice que otra forma de educar a los niños sobre la importancia de la alimentación es explorar un supermercado o un mercado con ellos. Durante las compras, les enseñamos la diferencia entre los productos sanos, que se debe comer mucho, y los que no son tan sanos, de los que no se puede abusar. Después de las comprases muy útil invitarlos a ayudar a preparar la comida. Que nos vean lavar y cortar las verduras, que asistan a toda la preparación. Siempre la cocina tiene procesos que les resultan divertidos. Que miren las frutas, las verduras, que vean  cómo se pela la manzana, o de cómo se llora pelando una cebolla.

Otra forma para convencer a los niños de que los alimentos son importantes, es ofrecerles libros, revistas, o contarles cuentos sobre el tema. La presentación de los platos también es muy importante a la hora de ponerlos delante del niño. Un muñeco en que sus ojos son dos rodajas de zanahoria, en que su nariz es un trozo de patata, y su boca un buen pedazo de tomate, hará que se sientan atraídos y con ganas de comérselo todo. También es fundamental que elijas recetas de cocina juntos. Crear buenos hábitos a la hora de comer es la mejor forma de prevenir la obesidad.

Por último, no conviene en absoluto dejar de preparar un plato porque al niño no le gusta porque entonces estaremos malcriándolo.

Algunos datos a tener en cuenta

1-     Los niños comen lo que ven que comen sus padres. Si los padres no comen verduras ¡por qué lo van a hacer ellos?         

2-     La presentación en los alimentos cuenta y es muy importante para ellos. No es lo mismo comer manzana entera que descorazonarla y cortársela en círculos. No es lo mismo comer arroz con tomate picado a hacer un circulito de arroz blanco y decorarlo con una linda sonrisa de tomate, unos ojos de granos maíz...

3-     También recordemos darles porciones de comida acordes a la edad del niño. No pretendas que coma la misma cantidad de comida que come un adulto.

4-     Conviene establecer un horario de comida y no dar ni galletitas ni chocolats  poco antes del horario establecido. Lo que si se puede hacer es dar al final de la comida un pequeño motivador o aliciente dulce. Un postre y algunas frases sugestivas como "que van a crecer fuertes", los motivará a seguir comiendo.

5-     Lo ideal es comer todos juntos a la mesa familiar y evitar la televisión en ese momento. La comida es el momento para conversar y no para estar mudos frente a la pantalla.

Comentarios de los lectores
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Espacio publicitario
Últimos Tweets